Paris puede esperar

París puede esperar

Una road movie sin nada impresionante

 

Motivados por la trayectoria de Diane Lane, decidimos conocer “París puede esperar” o “Bonjour Anne”

Como su nombre lo indica, ya es el presagio de que la historia está basada en un personaje que quiere alargar su llegada a la cuidad del amor. Anne – Diane Lane – se encuentra en Cannes acompañando a su marido Michael – Alec Baldwin – quien es un productor de cine algo particular. Con ellos se encuentra un amigo francés Jacques – Arnaud Viard – quien se encuentra vinculado a Michael en el mundo cinematográfico. 

Anne se muestra desde un principio como una persona sumisa ante la abrumadora vida de Michael, siendo la esposa “perfecta” de compañía. Aislada de la realidad con una cámara de fotografía, busca captar y entretenerse en ese, su espacio. Durante su estadía en Cannes, Anne se muestra adolorida de los oídos, siendo Jacques el único en mostrar interés en su malestar. Michael realiza un cambio de planes y debe ir a Budapest, pero ante el malestar de Anne, ella se ve obligada a no tomar el avión e ir directamente a París. Jacques, personaje muy afectuoso y atento, se pone a la orden en llevarla hasta París en un road trip que permitirá a Anne conocerse mejor.

Cargada de cliché francés, de interminables conversaciones seductoras y malos entendidos, se desarrolla este viaje entre Anne y Jacques. Un viaje inicial de 7 horas se convierte en uno de dos días.

Desde el momento que aparece Anne se ve que es una mujer sencilla, acostumbrada a los placeres americanos y simples. Jacques por su parte es un sibarita, amante de la buena mesa, buena bebida y buenos momentos. Esta unión permite que dichos personajes se den un oportunidad para compartir sus experiencias, como mencioné antes, algo predecibles.

Lo que muchos espectadores esperarían de una historia de amor, básicamente se convierte en una película que muestra una ruta del sur de Francia llena de aventura culinaria, histórica y vinícola, al punto que puede aburrir.

Esta historia queda incompleta, no se define realmente lo que se quiere para los personajes, que al final solo nos dejan con la expectativa de que habrá un encuentro en California. Por lo cual termina siendo una película sin mayor atractivo.

Por esto y mucho más, mejor espera el DVD o Bluray.